Desde el CENTRO DE ADELGAZAMIENTO Y BELLEZA NATALIA PAGÁN, queremos informarte de la radiofrecuencia facial y corporal, qué es y para qué nos sirve.

Ponemos a tu disposición este servicio en nuestro centro y toda la información adicional que necesites.

¿Qué es la radiofrecuencia?

Es la técnica más utilizada en la actualidad en medicina estética para combatir la flacidez y la celulitis.

Cuando utilizamos la radiofrecuencia, conseguimos que las radiaciones electromagnéticas provoquen un calentamiento de las células en las distintas capas de la piel, llegando incluso a la más profunda, consiguiendo así, la paralización de las fibras envejecidas y ayudando a la producción de nuevas fibras de colágeno y elastina, que son las encargadas de mantener más firme nuestra piel.

Es ideal para aquellas personas que no quieren someterse a una operación de cirugía estética.

Y también como complemento a una liposucción.

¿Qué beneficios tiene la radiofrecuencia?

Formación de nuevo colágeno

Al elevar la temperatura de los fibroblastos, que son las células encargadas de la producción de colágeno, conseguimos que todo el tejido adquiera más firmeza por la reorganización de las fibras y el engrosamiento dérmico.

Mejora la circulación sanguínea

Debido al drenaje linfático de la grasa por estar oxigenando las células de la piel.

Reduce la visibilidad de arrugas

Con la radiofrecuencia conseguimos una reducción progresiva de las arrugas, reducción y eliminación de la celulitis según cada caso, eliminación de la flacidez.

Es un tratamiento indoloro y no invasivo

Los resultados son efectivos y rápidos

Reafirma la piel en muy poco tiempo, reduce la papada, disminuye las bolsas, ojeras, define el contorno de los ojos, alisa las líneas de expresión y las arrugas.

Encontraremos más frescura y descanso en nuestro rostro y nuestro cuerpo.

¿Para qué sirve la radiofrecuencia corporal?

El calentamiento profundo que produce la radiofrecuencia, afecta a la piel y al tejido graso subcutáneo.

Favorece el drenaje linfático permitiendo disminuir los líquidos y las tóxinas donde se encuentran los adipocitos del tejido afectado por la celulitis.

Con el aumento de la circulación sanguínea que produce, mejora el metabolismo del tejido graso subcutáneo y el aspecto de la piel.

Por lo que mejora considerablemente el aspecto de piel de naranja.

Lo más importante es la provocación de la formación de nuevo colágeno para conseguir firmeza en los tejidos.

¿Dónde se puede aplicar la radiofrecuencia?

Se puede aplicar en distintas y diversas partes del cuero:

Cara, ojeras, contorno de ojos, párpados, pómulos, cuello, muslos, glúteos, abdomen, brazos

Como veis, se puede aplicar prácticamente en todo el cuerpo.

¿Te ha gustado este artículo? ¿Quieres saber más? ¡Pincha aquí!