Nuestra piel es el único órgano que está en contacto directo con el exterior en todo momento. Es importantísimo cuidarla a diario. Aquí os dejamos algunos consejos para hacerlo:

  • Limpieza facial profunda de día y de noche: limpia tu rostro de las impurezas que a lo largo del día se van impregnando, como el polvo y el humo. Si te maquillas procura quitartelo todo antes de acostarte.
  • Exfoliación: basta con realizala una vez o dos veces a la semana, así evitamos dañar la piel y resecarla. La exfoliación consiste básicamente en eliminar las células muertas de nuestra piel lo cual ayuda a evitar infecciones.
  • Hidratación: usa una crema hidratante acorde a tu piel y masajea tu rostro al aplicarla. También debes beber al menos dos litros de agua diarios. Una piel que no se hidrata envejece más rápido.
  • Contorno de los ojos: el área alrededor de los ojos tiene una piel muy fina y más delicada. Hay cremas específicas para esta zona. Además es una parte que se ve muy afectada por el sol y el estrés.
  • Protección ante los rayos UV: usa bloqueador solar, la exposición a la radiación ultravioleta es una de las primeras causas de cáncer de piel.
  • Descansar: la falta de sueño provoca que se produzca menos melatonina, lo que afecta directamente a la luminosidad de la piel.
  • Alimentación saludable: una dieta saludable para nuestro organismo tiene directa incidencia en nuestra piel.
  • No fumar: el tabaco es muy perjudicial y ofensor para la piel, la nicotina dificulta el flujo de la sangre hacia la piel dejando el cutis apagado e influyendo en su envejecimiento.

Como veréis, debemos prevenir, proteger y cuidar nuestro rostro durante todas las etapas de nuestra vida. Además aconsejamos cada tanto realizar un tratamiento de higiene facial con profesionales, para una limpieza profunda de la piel.

Puedes solicitar una cita con nosotros